¿Cómo se trata la disfunción eréctil?.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Como se trata la disfunicón eréctil impotencia. Urolueando

La disfunción eréctil es un síntoma que afecta a más de la mitad de los hombres de más de 40 años.

Más que una enfermedad en sí misma, la impotencia es un síntoma que manifiesta la existencia de otras enfermedades, lo que ayuda a entender el por qué se produce y el cómo se trata la disfunción eréctil.

Entonces, qué factores de riesgo intervienen en que aparezca:

El origen de la disfunción eréctil o impotencia, es el mismo que el de las enfermedades cardiovasculares.

Por tanto, están implicadas en su aparición, la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, el tabaquismo, la obesidad…

Por supuesto determinadas cirugías en la zona pélvica, influyen en su desarrollo, como pueden ser cirugías de la próstata y del recto. Así mismo la radioterapia en esa zona también puede conllevar la aparición de radioterapia.

También hay causas hormonales, como tener los niveles bajos de testosterona o alteraciones en las hormonas tiroideas.

Para saber que es la testosterona, sigue el enlace:

https://www.urogueando.com/que-es-la-testosterona/

Las alteraciones neurológicas, como las provocadas por el alcoholismo la diabetes, también influyes así como la alteraciones en la forma anatómica de los genitales, como las curvaturas del pene.  

La toma de determinados fármacos también intervienen en la erección. Así medicamentos como los que se usan para bajar la tensión, para la depresión, para la alergia, y determinadas drogas, pueden provocarla.

De este modo, ¿cómo se trata la disfunción eréctil?:

Lo fundamental es saber que la provoca y tratar esa causa inicial, si es posible, como por ejemplo sustituir un medicamento por otro que no produzca impotencia o si es motivada por una falta de testosterona, administrarla.

También cambiar los hábitos de vida en muy importante, ya que al disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, o mejorarlas, la erección será más potente.

Si no hay una causa tratable, y el origen de la disfunción eréctil es multifactorial, que es lo más común, y se asocia a la edad, ya pasaríamos a dar un tratamiento específico.

Dentro de ellos, están las pastillas, las cuales mejoran la erección porque aumentan el aporte de sangre al pene, pero siempre necesitan de un estímulo sexual, ya que no es tomar la pastilla y a funcionar.

Similar a estos fármacos que se toman por boca hay un tratamiento médico que se introduce dentro de la uretra, pero es bastante menos eficaz.

Si con la medicación no se logra una erección satisfactoria, se pasaría a una segunda línea de tratamiento, que es inyectarse una sustancia vasodilatadora en el pene, cuya misión es mejorar su aporte sanguíneo (igual que las pastillas pero con una sustancia localizada directamente en el interior del pene). Puede parecer muy doloroso, pero la aguja es muy fina, y muchas veces es una solución muy acertada y con la que algunos hombres están muy satisfechos.

Otros hombres que por sus enfermedades no pueden tomar o inyectarse medicaciones, pueden optar por los sistemas de vacío y constricción. Al hacer el vacío se llenan el pene de sangre y la erección se mantiene apretando con una goma la base del pene. El problema de este tipo de erecciones artificiales, es que no se puede tener un anillo que constriña el pene mucho tiempo por el riesgo de lesiones graves por falta riego.

Finalmente, si todo esto no ha funcionado, la solución más drástica sería la de la colocación de una próstesis peneana, que se introduce en el interior del pene, y mediante un sistema de llenado y vaciado provocado voluntariamente mediante unos botones se consigue una erección artificial.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario