Criptorquidia o el testículo que no desciende.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Criptorquidia. Testículo no descendido.

Lo normal es que cuando un niño nace, tenga los dos testículos en su sitio, que es dentro de la bolsa escrotal, pero a veces esto no ocurre. Esto se llama criptorquidia.

La criptorquidia, o el testículo que no desciende, puede ocurrir en solo uno o en los dos testículos, y se considera una anomalía congénita, esto quiere decir que se produce durante el embarazado y está presente desde que se nace. De hecho es de las anomalías congénitas más frecuentes, afectando a un 3% de los recién nacidos.

Y a qué niños afecta:

Generalmente ocurre en aquellos bebés prematuros, que nacen antes de tiempo y en los que pesan menos de 2,5 Kg al nacimiento. También son factores que influyen los antecedentes familiares, que ya haya ocurrido esta situación en la familia del niño, los embarazos de bebés gemelos, o aquellos niños que nacen de madre obesas, diabéticas o mayores.

Lo normal es que a los 3 meses el testículo haya ya bajado a la bolsa escrotal, pero en un 1% aún no habrá descendido pasado el primer año.

¿Por qué ocurre la criptorquidia?:

Muchas cosas influyen en que el testículo no descienda bien, pero las causas más importantes de la criptorquidia son las genéticas y los efectos de hormonales sexuales sobre el niño durante el embarazo.

¿Y dónde puede estar el testículo que no baja?:

Este testículo puede quedarse atascado en cualquier lugar entre el interior del abdomen hasta la parte alta del escroto, en una zona anatómica que se llama anillo inguinal externo. Así al testículo lo podríamos encontrar dentro del abdomen, en la ingle, encima del pubis

¿Cómo se diagnostica la criptorquidia?:

Para saber si hay o no testículo en el escroto, lo fundamental es la exploración física. Palpando la bolsa se notara que no hay testículo, y si este está en la ingle, o en una zona superficial, también se podrá notar a la palpación.

Se pueden hacer también pruebas de imagen como la ecografía o el escáner, sobre todo para visualizar donde está aquel testículo que se quede en el interior del abdomen.

Si no se palpan ninguno de los dos testículos ni se ven en las pruebas de imagen, habrá que hacer un estudio hormonal y genético para ver si hay alguna alteración que nos indique si hay o no testículos realmente.

Qué tratamiento tiene el testículo que no desciende en la criptorquidia:

El tratamiento puede esperar hasta el año, año y medio de vida, para valorar si baja el testículo en este tiempo. Si esto no ocurre habrá tratar al niño

En ocasiones se puede tratar con hormonas que actúen aumentando la producción de testosterona, lo que ayudaría a que baje el testículo, pero la eficacia de este tratamiento no es muy alta por lo que el tratamiento que se prefiere es la cirugía.

En ella se desciende y se fija el testículo a la bolsa escrotal por diferentes técnicas. Si esto no se puede realizar o el testículo no se ha desarrollado nada y es muy rudimentario, a veces se tiene que quitar.

Sea cual sea el tratamiento, se recomienda que este sea sobre el año y medio, dos años de vida, ya que si no se deteriorará la capacidad futura del testículo en crear espermatozoides.

si has tenido criptorquidia, aunque te la hayan tratado, es muy importante la autoexploración de los testículos, porque también se relaciona con el tumor de testículo,  cuyo riesgo irá aumentando a lo largo de la vida.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario