Enfermedades de transmisión sexual: La sífilis.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Qué es la sífilis

La sífilis es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que tradicionalmente se ha asociado a la época del Romanticismo y a la prostitución, pero actualmente tiene de nuevo un repunte en nuestra sociedad, debido al aumento de las relaciones sexuales sin preservativo y al mayor número de parejas sexuales distintas.

¿Y qué causa la sífilis?:

El causante de la sífilis es un tipo de microorganismo de la familia de las espiroquetas (que es porque tiene forma de espiral como veis en la foto de arriba), llamado Treponema pallidum que se propaga al mantener relaciones sexuales, por el contacto entre piel y mucosa.

Y cómo sabes si te has contagiado:

A veces es difícil saberlo, pero lo que suele ocurrir es que tras un periodo variable desde el contacto sexual en el que se produce el contagio, que suele ser entre 9-90 días, aparece una úlcera de bordes duros no dolorosa en los genitales. Esta úlcera se acompañará de unos ganglios inguinales que tampoco serán dolorosos.

Al cabo de un mes más o menos, ambas lesiones desaparecen espontáneamente.

Pero que desaparezcan no quiere decir que te hayas librado de la sífilis. El microorganismo permanecerá en el cuerpo y como no lo habremos tratado, al cabo de un tiempo, meses o años, aparecerán otras lesiones. Entraríamos en lo que se llama sífilis secundaria, en la pueden salir lesiones enrojecidas, abultadas y bien delimitadas en las palmas de las manos y de los pies y en el tronco.

Si aún así no hemos ido a ningún médico y la seguimos sin tratar, al cabo de otros cuantos años, podríamos desarrollar la sífilis terciaria. En ella pueden aparecer en la piel, mucosas, y también en las vísceras, huesos y sistema nervioso unos nódulos que pueden ulcerarse y los cuales pueden lesionar a estos tejidos de forma crónica. En el caso más extremo, que puede aparecer incluso 20 años después del primer contacto, llegaríamos en la neurosífilis, con lesiones a nivel del sistema nervioso centrar irreversibles, que pueden o no dar síntomas o darlos muy graves como son producir parálisis de partes del cuerpo, visión borrosa falta de habla, demencia, y otras manifestaciones neurológicas que pueden ser muy incapacitantes.

¿Cómo se diagnostica?:

Cuando hay sospecha de sífilis por las lesiones que os he comentado antes, se hacen unos análisis de sangre en los que se determinará la presencia del microorganismo.

¿Cuál es el tratamiento de la sífilis?:

Su tratamiento es sencillo, ya que sólo se necesita una dosis alta de penicilina por vía intravenosa. A pesar de que este es el tratamiento de elección se pueden dar otros antibióticos en dosis en pautas más largas de un par de semanas.

Como veis, este es otro ejemplo de las consecuencias de las enfermedades de transmisión sexual, y el porqué no hay que banalizarlas. Lo más importante, su prevención.

Si quieres informarte sobre otra enfermedad de transmisión sexual, como es el condiloma acuminado, sigue el enlace:

 https://www.urogueando.com/hablando-de-enfermedades-de-transmision-sexual-el-condiloma-acumiando/

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario