La vejiga caída o cistocele.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Vejiga caída o cistocele. Urogueando

En algunas ocasiones algunas mujeres se tocan un bulto en sale entre sus genitales.

En una gran mayoría de estos casos, ese bulto no es grave, y no es más que la vejiga caída o cistocele.

¿Qué es la vejiga caída o cistocele?:

Es el descenso de la vejiga de su posición correcta, que puede asomar en mayor o menor medida a través del introito vaginal, que es la parte más exterior de vagina. Cuando pasa esta zona es cuando se toca ese bulto, que es parecido en tamaño a una mandarina blanda.

¿Por qué se cae la vejiga?:

Esto es debido a que el suelo pélvico, que es la parte constituye todo el área uro genital, está constituido por una serie de músculos y fascias, que deben actuar coordinadamente para conseguir controlar el almacenamiento de la orina y heces, y mantener en su sitio los órganos urogenitales en situaciones de esfuerzo, como puede ser en el ejercicio, o en un embarazo o en un parto.

¿Qué factores favorecen que se produzca el cistocele?:

Todo aquello que deteriore el suelo pélvico y le quite tono y firmeza contribuye a que pueda haber un prolapso de órganos pélvicos, como es el cistocele.

Así los factores que favorecen este hecho son:

  • El envejecimiento.
  • El embarazo y los partos.
  • Obesidad.
  • Cirugías pélvicas previas, como es una histerectomía (que es la extirpación del útero).
  • Esfuerzos abdominales repetidos y continuos (como puede ser ejercicio pélvico intenso, levantamiento de pesos…).
  • Enfermedades respiratorias crónicas o el tabaquismo (por el sobre esfuerzo abdominal que conllevan con la tos, o con la respiración abdominal…)
  • Causas congénitas.

¿Cómo se diagnostica?:

Mediante la exploración física. Hay que explorar los genitales para ver si la vejiga se ha desplazado sola, o se acompaña con una caída también del cuello uterino o del recto. Así mismo hay que valorar si el cistocele se acompaña de pérdidas de orina, por que en muchas ocasiones con el desplazamiento de la vejiga la uretra se daña y puede haber incontinencia urinaria acompañante.

Si quieres conocer más la incontinencia urinaria de esferzo, sigue el enlace:

https://www.urogueando.com/se-me-escapa-el-pis-al-reir/

¿Tiene cura?:

Es una patología benigna y sí la tiene.

Se puede tratar de dos formas, una más conservadora que no necesita cirugía, que es mediante la colocación de un pesario. El pesario es una estructura circular que se coloca en la vagina y que se queda anclada alrededor del cuello uterino, permitiendo elevar así las estructuras del suelo pélvico.

Permite tratar los prolapsos, pero solo los corre, no los soluciona, y el pesario hay que cambiarlo cada 6 meses.

Esta técnica está indicada para aquellas mujeres que no se quieren o no pueden operarse porque tienen otras patologías, y realmente es una solución a tener en cuenta.

Pero si lo que queremos es corregir definitavente el cistocele, habrá que recurrir a la cirugía. Hay diversas maneras de operarlo, bien por la vagina o bien por el abdomen, se pueden colocar mallas, o se pueden hacer otras técnicas de elevación que no precisan mallas.

En cualquier caso, sea cual sea la técnica utilizada, su finalidad es solucionarlo.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario