Piedras en la vejiga.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Piedras en la vejiga. Litiasis vestales. Urogueando.

¡Qué de piedras he sacado de una vejiga!. La foto que veis arriba está hecha por mí, esta misma mañana.

La verdad que son bonitas. Siempre me han recordado a los cantos de los ríos, porque en el fondo, el origen de estas piedras, o litiasis vesicales, es la sedimentación de iones, los cuales al unirse a lo largo del tiempo, dan lugar a su formación.

Estas litiasis poco tienen que ver con las litiasis que provocan los cólicos renales. En este caso las piedras se forman en el riñón y descienden por el uréter produciendo el cólico renal, y en el mejor de los casos caen a vejiga resolviéndose el cuadro de dolor, y serán posteriormente orinadas.

Si quieres saber más sobre los cólicos renales, sigue el siguiente enlace:

 https://www.urogueando.com/me-esta-dando-un-colico-al-rinon/

En cambio las litiasis vesicales se forman directamente en la vejiga. Esto ocurre en aquellas vejigas que tienen alguna patología de base, como es la obstrucción crónica de la salida de la orina (por ejemplo en los pacientes afectos de hiperplasia benigna de próstata), en aquellos que tienen alteraciones neurológicas de la vejiga (como en la vejiga neurógena) o si hay algún cuerpo extraño en el interior de la vejiga (como puede ser una sonda).

Para conocer que es la hiperplasia benigna de próstata haz click en link:

 https://www.urogueando.com/sintomas-de-la-prostata-que-es-eso-de-que-tengo-prostata/

En estos casos, la orina sale con dificultad y se queda parcialmente retenida en la vejiga, con lo que también se favorece la infección de orina. Todo ello de lugar a que los iones y otras partículas que están presentes en la orina se unan y poco a poco den lugar el crecimiento de una o varias litiasis, que según el tiempo de evolución pueden ser de gran tamaño.

Lo síntomas que producen estás piedras suelen ser: sangrado de orina, dolor al orinar, aumento de la frecuencia las micciones, así como la presencia de urgencia de urgencia miccional, y obstrucción urinaria, ante la posibilidad de quedar atascadas en la uretra en su intento de salir al exterior.

El diagnóstico suele ser sencillo, mediante pruebas de imagen como lo es una ecografía abdominal, aunque incluso se pueden ver en una radiografía de la zona pélvica. En casos dudosos, habría que mirar la vejiga por dentro con una cámara (en una prueba que se conoce como cistoscopia) que nos daría el diagnóstico de certeza.

Para tratarlas, si no se pueden expulsar porque son grandes, se puede hacer de diversas maneras: desde su fragmentación por ondas de choque por fuera del cuerpo (lo que se conoce como litotricia), a romperlas con un láser o con otros tipos de litotritores mecánicos que se introducen en la vejiga a través de la uretra mediante un aparato, hasta una cirugía abierta que requeriría abrir la vejiga y sacar las piedras, que aunque parezca muy espectacular, suele ser una cirugía relativamente sencilla.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario