¿Por qué tenemos sed?.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Por qué tenemos sed

El agua es el componente principal de nuestro cuerpo. Entre el 50-60% de nuestro peso es agua.

Por eso, cuando tenemos sed, no hay nada mejor que un buen vaso de agua… o vale, también acepto una cervecita fresca en verano. Pero te has preguntado alguna vez por qué tenemos sed.

Empezaré por contar qué es la sed:

Igual es algo muy obvio porque es una sensación rutinaria. Pero aunque responde a un mecanismo muy complejo, la sed es simplemente una orden que da nuestro cerebro a nuestro cuerpo para que bebamos agua, y así evitemos la deshidratación.

Por tanto, por qué tenemos sed:

Al igual que somos agua, también somos iones, que son unas moléculas muy chiquitinas que están presentes en nuestras células y nuestra sangre, siendo el sodio la más implicada en el mecanismo de la sed.

Voy a intentar explicaros el complejo mecanismo de por qué tenemos sed con un ejemplo.

Vamos a imaginarnos que nuestro cuerpo es un globo lleno de pelotas (que serían las moléculas de sodio) y agua metido dentro de una caja con también pelotas (sodio) y agua y que estar hidratados significa tener el mismo número de pelotas (sodio) y agua dentro y fuera del globo.

Si metemos más pelotas (sodio) dentro del globo, necesitaríamos meter más agua para igual la concentración de fuera, de la caja, por lo tanto tendríamos sed porque necesitaríamos beber agua.

Así mismo, si se hace un agujero en el globo sale el agua a la caja, y las pelotas se concentrarían en el globo en menos espacio, teniendo la caja mucha más agua que pelotas (sodio). Por lo tanto tendríamos sed porque necesitaríamos aumentar el volumen de agua en el globo, habría que reponer el agua que se ha fugado.

En resumen, cuando aumenta el sodio en nuestro organismo tenemos sed, lo cual también ocurre cuando perdemos líquidos.

Y qué hace que tengamos sed:

Hay causas muy variadas entre las que se encuentran:

  • La deshidratación, o la pérdida de agua de nuestro organismo, debida al sudor producido por el calor o el ejercicio físico o a fármacos diuréticos que hacen que orinemos mucho. Esta alerta que nos da nuestro cuerpo para reponer líquidos se produce cuando perdemos entre un 1-3% de ellos de nuestro peso corporal, por lo que cuando aparece la sed, ya estamos un poquito deshidratados.
  • El aumento de sodio en nuestro cuerpo, que es lo que ocurre cuando comemos alimentos muy salados. También el aumento de azúcar en nuestra sangre, porque aumenta la concentración de moléculas en ella, lo que hace que necesitemos más agua para diluirlas. Por tanto, la diabetes (que es el la enfermedad que produce el aumento de azúcar en la sangre), también puede ser causa de sed.
  • La sequedad de boca que producen algunos fármacos o enfermedades.
  • La pérdida de sangre por una hemorragia, en la que se pierde líquido e iones de nuestro organismo.
  • Alteraciones en determinadas hormonas que regulan la concentración de agua e iones en el interior de nuestro cuerpo.  
  • La toma de algunos fármacos como antihipertensivos, antibióticos, antidepresivos, diuréticos…

Como ves, la sed es una alerta importante de que debemos reponer líquidos, y no hay que ignorar esta señal. Pero si tienes mucha sed siempre, y muchas ganas de beber agua todo el tiempo, es mejor que consultes a tu médico, ya que puede ser indicativo de que algo no va bien en tu cuerpo.  

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario