¿Qué consecuencias tendrá el cambio climático en nuestro aparato urinario?.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Cambio climático y urología. Urogueando.

El cambio climático y el aparato urinario están muy relacionados

Estos días se está celebrando la Cumbre sobre Acción climática de la ONU 2019, en la que debate sobre como el cambio climático y el calentamiento global de la tierra nos influirá

¿Cómo el cambio climático afectará a nuestra salud?.

El aumento de la temperatura producirá por si mismo y secundariamente por el aumento del ozono, contaminantes, polen y alérgenos, las enfermedades cardiacas y pulmonares. Los ancianos serán los más perjudicados.

También el intenso calor contribuirá a que aumente la contaminación de las aguas y las enfermedades transmitidas por insectos y organismos. Por tanto aumentarán también las infecciones.

Y centrándonos en la Urología, ¿qué consecuencias tendrá el cambio climático en  nuestro aparato urinario?.

El riñón juega un papel muy importante en nuestro cuerpo, ya que nos protege de los cambios de temperatura y de la deshidratación, pero así mismo, estos le afectan notablemente.

El aumento de temperatura global hace que si no bebemos líquidos en cantidad adecuada nos deshidratemos. Es esta falta de líquido en nuestro organismo la que hace que aumente el riesgo de infecciones urinarias, y que en la orina se incremente la concentración de calcio y de sales minerales, que son el sustrato para la formación de las piedras (llamadas técnicamente litiasis). En conclusión, a nivel de los riñones aumentará el riesgo de formación de piedras de riñón.

También la deshidratación y el calor pueden hacer que el volumen de sangre que le llaga a los riñones no sea el adecuado y se produzca una alteración rápida de su función, lo que se conoce como insuficiencia renal aguda. Si se corrigen sus causas, que en este caso sería con una correcta ingesta de líquidos, el riñón será capaz de curarse y volver a funcionar normalmente.

Pero si esta situación de deshidratación se mantiene en el tiempo, el riñón se puede lesionar de por vida  entrando en insuficiencia renal crónica, en la que la función del riñón no se recuperará, y que en estados muy avanzados puede requerir tratamiento sustitutivo mediante diálisis.

Así que como ves, el cambio climático nos afecta y afectará en muchos ámbitos de nuestra salud. Por eso es tan importante luchar contra él. Pero mientras intentamos cambiar nuestro devastador futuro, lo mejor para proteger nuestro aparato urinario, es la correcta ingesta de líquidos, sobre todo de agua.

Por favor, si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario